GEO TOLBAR MIS VISITANTES DE HOY

27 feb. 2011

LA GARZA Y EL CANGREJO


HOLA, RETOMANDO LAS ENSEÑANZAS DE ESTE
VIEJO Y SABIO LIBRO DE: "El Cuentacuentos Persa",

Dios puso en mi camino la siguiente Fábula:


"LA GARZA Y EL CANGREJO

"En medio del bosque el sol iluminaba el estanque. Su agua estaba llena de peces. Entre los matorrales cercanos vivía una garza, y en un agujero bajo una roca, se hospedaba un cangrejo.
La garza estaba cansada de no atrapar ni un solo pez desde hacía días.

De poco le servía hacer guardia al borde del estanque, pues la mayoría de las tardes dormía con el estómago vacío y el hambre de almohada.
Una tarde, la garza pensó: ¡En el momento menos esperado, astutos peces, cogeré lo mejor de vosotros!
Al día siguiente, volvió al estanque y se acercó a la residencia del cangrejo. Se puso sobre la roca y con un tono que desgarraba a cualquier corazón empezó a decir:
-¡Oh! ¡Qué desastre, qué desastre!
-¿Qué te pasa garza? ¿ Por qué estas tan triste?, preguntó el cangrejo, saliendo de su guarida.
- A mí no me pasa nada. Estoy triste por los peces. Han sido condenados a muerte. Escuché decir a unos pescadores que iban a venir a barrer el estanque. ¡Oh!, ¡qué desastre, qué desastre! Y con esas palabras con cara de pena, aleteó y voló hacia su nido. El cangrejo, sin perder tiempo, regresó al agua para contar lo ocurrido a los peces. Ellos aterrorizados dijeron:
- ¿Qué será de nosotros? ¿ Quién puede ayudarnos?
Se reunieron para encontrar una solución. Y después de que cada uno planteara sus ideas, decidieron acudir a la garza. Ella les esperaba:
- Me encantaría poder ayudaros o al menos aconsejaros. Si queréis, yo os puedo llevar al otro lado del bosque, donde estaréis a salvo.
Los peces se lo agradecieron gritando todos a la vez:
- ¡Sí, garza, por favor llévame a mí, primero a mí!
La garza cogió con el pico a dos de ellos y voló hacia al otro lado de la selva. Allí se los comió, dejando sus finos esqueletos sobre el césped. En un par de semanas hubo un montón de huesos blancos en aquel lugar.
Un día, el cangrejo fue a ver a la garza y le dijo:
- Querida garza, llévame a mí también; tengo miedo de que si permanezco en este estanque los pescadores me atraparán a mí.
La garza se alegró mucho, pues hacía tiempo que soñaba con un manjar tan delicioso.
- Desde luego, amigo mío. Lo haré con mucho gusto.
Cogió al cangrejo con su pico y lo llevó cruzando el bosque. Mientras volaban, el cangrejo pudo observar que no había ningún estanque y de repente, vio la montaña de huesos de los desafortunados peces.
- Pero, querida garza, ¡te has olvidado que el cangrejo no es un pez!
Y con sus dos brazos y toda su fuerza apretó el cuello del ave asesina. Ésta que no esperaba el ataque del cangrejo, se estrelló de cabeza contra el suelo. El cangrejo cayó sobre el césped, y despacio regresó a su estanque.
Cuando el viejo sabio terminó su relato, el joven rey quedó pensativo y luego dijo:
- Es una fábula con un digno final.
- Sí, Majestad, contestó el anciano. Es cierto que no debemos confiar a ciegas en alguien que nos puede traicionar. Debo deciros, además, que la educación es muy importante en el comportamiento de cualquier ser."

REFLEXIONANDO EN VOZ ALTA
cuando me dispuse a ver que fábula seguía a las que venía narrando y reflexionando sobre ellas, el Libro se abrió en ésta. Y ¡Oh! casualidad, todo lo dicho tenía mucho que ver con todo lo que Dios había estado diciendo y explicándonos a lo largo de todos estos meses y en mi caso personal, a lo largo de muchos años. Cuántas veces, en nuestra desesperación de obtener soluciones rápidas a problemas serios, caemos en manos de "esta garza", que se presenta como la solución casi diríamos "mágica" a nuestros problemas y que nos garantiza "la salvación al dolor, a los problemas, a los desencuentros, a nuestros miedos, a todo aquéllo que nos hace temblar". Así estamos rodeados de propuestas como que para evitar sufrir, tenemos que ganar autos, casas, dinero, pareja, familia, todo casi en un día. Reflexionando, no yo, sino, algo que me puso a pensar en mi propia vida, (el Espíritu Santo), me mostró, ¿cuántas veces, yo había caído en esa astuta "garza" y habiendo participado de su mentira, más había vivido la muerte en vida, que resucitar de esa muerte a tantas cosas que Dios me proponía y que hoy me darían su Paz y su Libertad?. Muchas veces en la desesperación de tener que resolver aquéllo que nos oprime o nos angustia, sea nuestro o de alguien a quién amamos, no damos tiempo al "Obrar de Dios en su Espíritu Santo, para que Jesús pueda obrar sus permanentes actos de Salvación". Yo hablo de mi propia experiencia. Es cierto que siempre lo estuve buscando, que siempre busqué a Dios dentro de mi alma y quería encontrarlo fuera. Pero lo cierto es que lo buscaba "a mi manera". Yo no lo comprendía, no entendía, no estudiaba, no me acercaba a su verdadera Palabra, que insistentemente decía: Comunidad, Iglesia, Su Iglesia, la que Él mismo fundó y por la que Él mismo se entregó en el anuncio de la última cena junto a sus amigos y discípulos. Así anduve por muchos lugares, ya de esto les he contado algo. Lo cierto, es que esta "astuta garza", estuvo delante de mi en muchos momentos disfrazada de: "Nueva Era y sus discursos de : Tu eres Dios, Tus decretos son órdenes, Dios es energía, está en todas partes; luego en la oscuridad: en el mundo de la Umbanda, y adyacencias de mayor oscuridad, ¡dónde si estaría a oscuras!, que por ver a las imagenes me decía a mi misma, aquí está Dios!, aquí, da soluciones a los problemas!, hasta que Dios Espíritu Santo me mostró qué ¿ cómo podía Él estar allí, cuando llamada una misma entidad (a la que ponen diversos nombres cristianos y no cuando se animan a decir algo de la verdad), ya sea desde la Umbanda hasta la Quimbanda, el Candomblé, la Santería y otros, esa entidad era convocada tanto para: poder conseguir trabajo a alguien que no lo tenía, como para hacer las llamadas "ataduras"donde con los flujos personales se supone unían a aquél o aquélla que no lo deseaba con el que así lo quería fuera como fuera. Allí no podía estar Dios. La pregunta y la respuesta fueron inmediatas: ¿dónde está el respeto más absoluto a la libertad del ser humano?, Si Dios nos regaló el Don Supremo del Libre Albedrío, qué siendo Él nuestro creador no osa traspasar en ningún momento. ¿ Cómo podía estar allí, donde esa libertad era avasallada constantemente y por cualquier motivo, con grandes sumas de dinero y hasta de pronto sin ellas? Dios me dije no tiene "oscuridades", y si alguien traspasa por pedido y utiliza las fuerzas de ciertas "entidades" para poder obtener a prepo lo que se quiere en ese momento, entonces allí no reina Dios, sino, la oscuridad. Aún cuando quieran aparecer diciendo que en ciertos ritos no se vierte sangre de animales. No es esto lo que importa. Sí, el avasallamiento del Don Supremo dado por Dios Padre y por el que Jesús tomo cuerpo y murió en la Cruz, La libertad, la libre elección. Y parafraseando algunas palabras atrevidamente de mi parte de Jesús en el templo cuando los fariseos queriendo hacerlo caer en una trampa le preguntaron o mejor dicho acusaron, de que la expulsión de los demonios, sólo podía hacerla aquél que fuera hijo suyo, Dios, les respondió, puede acaso el mal obrar contra sí mismo. La respuesta es contundente, ¡NO!, SÓLO DIOS SALVA. Por eso entre otras cosas, la confusión llega a tal grado de creer muchos y entre ellos también muchos cristianos, porque yo lo era, lo soy, de que si supuestamente tenía un "trabajo de brujería" en esos templos consagrados a cualquier cosa menos a Dios, podría safar de su poder sobre mi vida si se hacía otro "trabajo u ofrenda" a otra entidad. Por supuesto, si pensamos que una entidad para poder ser sacada de en medio de la vida de una persona, necesita de otra, estamos asumiendo un compromiso con otra de mayor poder. Esto hizo que al obrar en mi el Espíritu Santo me hiciera comprender que Dios no está allí y su poder era el que realmente nos Salva. Y partí. Con el compromiso de decir la verdad, de lo que había descubierto entre tanto engaño y que nos dejamos seducir porque nos resulta aparentemente más eficaz a nuestros intereses. De allí, a los "alquimistas", siempre en busca de solucionar problemas, pero aquí, realmente creí que provenían de Dios. Supuestamente en la Biblia se habla de la "Gran Obra", a la que los "Alquimistas", dicen que hacen referencia a ellos y que de ella (la Biblia) parten los procesos por los que se llegaría al "supuesto ELIXIR DE LA VIDA ETERNA". Estuve más de 13 años convencida de que así era. De que por fin allí había encontrado a Dios y el lugar desde donde Él me quería. Trece años o un poco más, en donde lentamente a pesar de mis dudas, que surgían sin yo proponérmelo, me convencía con argumentos de mi razón, que tales circunstancias que veía, eran para que aprendiera "la obediencia Santa", a la que deberíamos aspirar todos los que nos vemos llamados a la vocación del ministerio sacerdotal o de servicio. Así que lentamente fueron pasando los años y con ellos un mayor compromiso en la "supuesta iglesia que respaldaba estas enseñanzas", porque además, se llamaba"Católica", y para colmo de males, cuando surgió un ataque desde los medios de prensa y la propia Conferencia Episcopal acerca de que no podían utilizar el término "católicos"porque llevarían a la confusión con su permanencia dentro de la Iglesia Romana, aún cuando por supuesto se encargaban de dejar en claro que no estaban bajo la regencia del "Papa" porque no creían en su infalibilidad dada a un hombre, y que habían sido excomulgados por un Papa al haber sido partícipes de la ordenación sacerdotal y episcopal de mujeres, se demostró a través de una muy hábil e inteligente abogada que lo que se les abrogaba era mentira, y por supuesto con los papeles al momento tenidos en sus manos, pudieron demostrar que eran católicos y que además había sucesión apostólica ininterrumpida en el orden para la consagración de sacerdotes y obispos. Otra vez "la astuta Garza" hacía sus estragos con fabulosos engaños. Los supuestos papeles que decían que la sucesión apostólica era ininterrumpida, eran desprolijos por decirlo de manera ALGO SUAVE. Ya que de haber sido consagrado en el año 1992, lo tuviera que ser reconsagrado en Francia por otro grupo supuestamente católico, porque la primera consagración tenía falencias. Y cuando consulté a estos últimos cómo eran sus propias consagraciones, la respuesta fue: cuanto daño te han hecho el uso de los alquímicos. Y mi respuesta fue, ¿si ellos y sus consagraciones eran válidas y lícitas. Su respuesta fue: No!.eran cómo la de quién había tenido que reconsagrar. Realmente se me confunden mucho las terminologías? del Código de Derecho Canónico, no sé si es que resultan válidas y no lícitas o al revés. Pero este último supuesto prelado, Obispo y Arzobispo de otro grupo religioso que el original que supuestamente había consagrado a esta persona a la que me refiero, me dijo que las anteriores ordenaciones recibidas no habían sido válidas, por eso la consagración o reconsagración fue necesaria volverla a realizar en el año 2002. y al preguntarle sobre las de él mismo, me respondió de la misma forma. Vaya cantidad de años de diferencia. También aprendí a reflexionar sobre algo que no había hecho nunca: ¿ Si Dios, nos decía que para obtener la vida Eterna y llegar a la Plenitud en él, debíamos transitar por el umbral de la muerte, entonces, si buscábamos el "Elixir de la Vida Eterna" íbamos contra sus deseos?, ¿ Quería Dios, que el hombre, existiera por siempre en este mundo? , alargando su vida de carne y hueso, y que jamás llegáramos a la Plenitud del Ser, que se encuentra sólo más allá de la muerte al encontrarnos con Él. Otra vez, la respuesta fue contundente en mi corazón:¡NO!. La Alquimia es la búsqueda afanosa de la permanencia de la vida tal y como la conocemos, aquí en la tierra. ¿Es ponerse en el lugar de Dios?, tampoco, ¿entonces dónde nos ubicamos cuando participamos de todo ello? Para muchos que desconocen todo esto, próximamente en una de las páginas dedicaré todo el conocimiento adquirido de la procedencia real y contundente de la llamada "Gran Obra" o "Alquimia". Pero hoy, no es de esto que quiero hablar, sino, de las enseñanzas que obtuve de lo que Dios me regaló en la homilía de hoy en el Padre Joselo y en la Proclamación de su Palabra, y en esta lectura de la "Garza" que también me regaló para seguir reflexionando. ¿Cuántas veces entonces nos topamos con esta Garza?, que se vende por lo que no es y se nos muestra como "salvadora"?. Muchas. Tantas, que es cosa de todos los días. Esta "Garza" se disfraza de múltiples colores y de múltiples discursos. El objetivo: DESVIARNOS DE LA VERDAD. Apartarnos del verdadero Jesús, y transformarnos en dioses sin necesidad más de Dios. Y así como a mi, gana muchos adeptos diariamente. Siguiendo con la reflexión en voz alta: ¿Es culpa de todas las ofertas de falsos profetas ya anunciada por Jesús en los Evangelios y mientras estuvo entre nosotros?
- ¡NO!
- Somos nosotros, que hemos perdido la fe, no la hemos construido, la hemos deformado; pero también tiene responsabilidad nuestra propia Iglesia Católica, nos hemos dedicado en el afán de resolver la inmediatez de los dolores humanos: "a temer que educarnos, de enseñarnos los verdaderos motivos por qué somos católicos y seguidores verdaderos de Jesús. De cómo transformarnos en sus verdaderos discípulos."
Dice el viejo sabio al final de su reflexión ante el joven rey, es importante la instrucción.
Y cuánta verdad hay en ello.
Los católicos, los cristianos, los bautizados, los confirmados, muchos ordenados ya en el clero y muchos ya consagrados eclesiásticamente nos hemos quedado estancados en las enseñanzas literales de la biblia, sin dejar que el Espíritu Santo que el propio Jesús envió nos instruyera en todo aquéllo que a su partida y de su obrar y sus palabras no se podían comprender entonces y todavía tampoco hoy.
La fe no se obtiene mediante enseñanzas, pero sí se madura, se comprende el lugar de pertenencia. Se es capaz mediante un correcto aprendizaje del por qué somos seguidores de la iglesia fundada por Jesús y de cuáles son las formas que el Padre nos dejó en Él para participar del Reino ya aquí en la tierra.
Por eso la participación en la comunidad es tan importante, porque nos devela y corre velos y nos hace sorprendernos ante las verdades de Jesús.
Con todo esto quiero decir que yo he participado mucho de los trucos de "la Astuta Garza", pero no hay mayor poder que el del verdadero DIOS y que JESÚS en su EUCARISTÍA nos da.
Dios siempre hace nuevas todas las cosas.
No importa donde estés.
Si en tu corazón se siembra la duda, escucha la voz. Y no te tomes de tus propios pensamientos que supuestamente te dan una supuesta libertad; alimenta tu fe, recurriendo a las verdades de Jesús en la revelación del Espíritu Santo. Fue su Promesa y la cumplió.
Si la Iglesia a la que pertenecemos es pecadora, es porque lo somos los hombres, y ni los más altos magistrados pueden escapar de ella. Pero mira y estudia, reflexiona y pide "ver la verdad" al Espíritu Santo. Él jamás te la negará. Tú puedes negar lo que te muestra. Tú puedes decidir que algo allí donde estás no está funcionando bien, aún dentro de la iglesia, y como cristiano, puedes pedir al Espíritu Santo te de las palabras adecuadas para llegar al sacerdote, obispo, arzobispo y hasta el propio Papa para dejar tu duda planteada y ver luego como Dios la resuelve.
No olvides si bien dijera Santa Teresa de Jesús, "Sólo Dios Basta", no dejó la Iglesia, siguió dentro de ella, peleó por ella y su renovación se la dejó con su sangre y agotamiento en manos de Jesús para que el Espíritu Santo obrara los cambios. ¿ Y no lo consiguió?, ¡Claro que sí!, hay que meterse en su tiempo y ver la transformadora obra que llevó a cabo a pesar de todo lo que se oponía. Y hoy, ¿en la Madre Teresa de Calcuta, acaso no se da la misma circunstancia? Lo que sí creo, es que la "Astuta Garza se esconde dentro nuestro, en nuestros egoísmos, en nuestras desesperaciones, en nuestros deseos de poder, en nuestras vanidades, en nuestra falta de reconocernos necesitados de Dios, en el deseo de saber y saber pero no para acrecentar la fe y madurarla, sino, más bien, para ubicarnos en lugar de Dios" Y el Astuto Cangrejo, del que no me he olvidado, es el Espíritu Santo, que ata las garras de la oscuridad, del mal, de aquello que nos impide "Ver la verdad" y ponernos en manos de Dios para que nos conduzca. La Garza finalmente morirá, y el Cangrejo caerá en el césped verde y suave. Así nosotros si podemos ver cuantas veces somos como los pecesitos que seguimos a la astuta garza que se encuentra en nosotros y luego se refleja fuera, o cómo el cangrejo, que luego de ver la "verdad que le fuera mostrada", cae en el tibio regazo de Dios para ser rescatados y renovados una vez más. Los Cristianos no podemos ir de aquí para allá, no podemos ir a lo antiguo y venir a lo nuevo dijera San Pablo, porque el tiempo viejo está muerto y el nuevo es la Resurrección del Resucitado: Jesucristo. Cristo exige de nosotros una definición: AMAMOS AL PADRE QUE ÉL NOS MOSTRÓ Y QUEREMOS SER CÓMO ÉL SUS VERDADEROS DISCÍPULOS, o nos queremos quedar en las mentiras piadosas y no tan piadosas y muchas veces engañosas de aquéllos que nos venden espejitos de colores prometiéndonos una vida sin sufrimiento y ya aquí en la tierra, o convertidos en los nuevos fariseos obligamos a nuestros hermanos a seguir el camino que Jesús nos hace dejar atrás y ser los nuevos "samaritanos". Por ello ruego al Espíritu Santo nos de la fortaleza y todo aquéllo que necesitamos en nuestros corazones para seguir verdaderamente la luz del Amor de Cristo y del Padre mostrado en el Evangelio "La Buena Nueva del Reino de Paz y Libertad, la alianza definitiva con el hombre que es la Vida Eterna y hacia dónde con certeza nos dirigimos quienes lo querríamos aceptar". !Que así sea!

p.d. Para los que deseen seguir todas las anteriores y posiblemente las posteriores, ir a la Sección Páginas y allí en Cuentacuentos se encontrarán con ésta al final de todas y con todas las otras desde el comienzo. Gracias por su paciencia.


1 comentario:

  1. Bettina: un comentario que no tiene que ver con esta entrada pero sí con este blog. Intento votarte siempre en bloosterblog, pero no me deja, mira la configuración haber como la tienes. Porque es una lástima ya que visito este blog con asiduidad y me gustaría votarlo pero nunca he podido desde el principio. Bueno, como tu veas, no quisiera meterme donde no me llaman, solo es un aviso por si no sabes que no te pueden votar.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar

Todos tus comentarios son bienvenidos, las opiniones más divergentes expuestas con respeto siempre pueden encontrar un común enriquecimiento.