GEO TOLBAR MIS VISITANTES DE HOY

26 nov. 2011

ELIJO AMAR, ANGEL MENSAJERO DE DIOS

 EL ANGEL
MENSAJERO DE DIOS

ELIJO AMARTE

Estaba viendo una película, de un gran autor y pianista que creó grandes obras llamado Cole Porter,entre muchas de ellas, hubo dos que me tocaron el corazón: I Love you, y Ev'ry tim we say goodbye.

Me llevaron atrás en el tiempo. Un tiempo donde el amor parecía serlo todo. Todo mi mundo estaba lleno de amor. Un amor que a pesar de todas las dificultades, estaba allí y existía en mi corazón sin dudar.

No era el amor divino, era el amor humano. Ese amor, del que todos nos enamoramos, y todos sufrimos.

Hoy digo, que bueno haberlo vivido. Sé que puedo amar. Sé que puedo perdonar. Sé que puedo hacerlo, porque como dice Gloria Gaynor, <<mientras pueda amar, sé que estoy viva>>. No sé si es textual, pero así me siento hoy.

El Amor me salvó. Ya no el humano, sino, el Divino. El amor de Dios me reconstruyó y me sacó de entre los muertos. Yo era cenizas. Moría por amar. 

Hay quién ha escrito << las mujeres, aman demasiado>>, yo me preguntó: ¿es posible amar demasiado?  En mi sería una contradicción. 

Hoy ya a un tiempo de distancia, sé, que no se puede amar demasiado. Nunca amamos demasiado. El amor o es todo, o es nada. Si amar es amar demasiado, por entregar hasta la propia  vida por eso que amamos, entonces, es un amor muy pobre. Muy mediocre.

Yo creo en el amor. Y creo que amar es entregar hasta la propia vida. Y hoy sé que así he amado. Dios me ha enseñado, que así, se ama. Hasta dar la vida. 

Amé hasta dar mi vida. Pero como humana, amé con limitaciones. Con errores, con incomprensión; hasta incluso lastimando. Así dice la canción que escuché hoy de Cole Porter. 

Amé y amo hoy con la misma intensidad. Tal vez no. Creo que hoy amo más que ayer. Porque a pesar de todo: Hoy elijo amar.

¿A quién? ¿A quién fue el amor de mi vida? Sí. ¿Cómo no amarle, si amo a Dios por sobre todas las cosas, y Él me enseñó a amar hasta dar la vida?, Sí, amo, porque lo elijo a Él, a mi Dios, Jesucristo y al Padre por sobre todas las cosas. Amo la vida que Él me da cada día. Y amo la vida que me dio en su momento en la vida humana, en el amor de un hombre. 

Y luego, Dios me reconstruyó. Me levantó de entre los muertos. Su amor me salvó. Y hoy amo porque llevo su amor en mi. Con limitaciones, porque soy humana. Pero sé que amo, porque sé que pude perdonar, y perdono.

El Arcángel Gabriel, nos trajo la mejor noticia: EL AMOR DE DIOS HECHO HOMBRE. JESÚS. Y ese amor tan infinito se convierte en llama en mi corazón.

Si no hubiera sufrido por amor, no habría conocido el amor.

Agradezco a Dios, poder amar y sufrir por amor.

Si la falta del amor, no me duele: ¿estaría viva?
Si el dolor no me duele: ¿ podría decir "amé y amo"?

Amo con todo mi ser.
Sólo quiero amar aún más.
Amar hasta que duela.
Amar hasta volver a dar la vida.

Dios lo hace posible.
Gracias mi Señor y mi Dios.
Gracias al amor que me brindas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Todos tus comentarios son bienvenidos, las opiniones más divergentes expuestas con respeto siempre pueden encontrar un común enriquecimiento.