GEO TOLBAR MIS VISITANTES DE HOY

18 dic. 2011

EL VERDADERO AMOR, KERIGMA,EL PRIMER ANUNCIO

EL AMOR DEL PADRE, KERIGMA, EL PRIMER ANUNCIO

TALLER 
EL PRIMER ANUNCIO
Padre BERNARDO

Los invito a ver este vídeo. Es un taller donde se nos enseña a transmitir el "Primer Anuncio", Kerigma. En él el padre Bernardo nos da las herramientas de Evangelización para todo aquél que se sienta llamado a "anunciar la buena nueva", el advenimiento del Reino de Amor del Padre en Jesús". 

Controversial sea tal vez para muchos, tal vez muchos descubran que tan profundo es el amor de Dios hacia cada uno de nosotros.

En el taller, el padre Bernardo ante una pregunta acerca de "el diablo" y "como desde la misma iglesia católica y no sólo las sectas (por separadas) se expresan de él".

En el "anuncio" surge el profundo amor eterno que Dios nos tiene. 

También que frente a Dios no cometemos errores, sino pecados, y ¿qué es el pecado?, Por qué nos separa de Dios. Y como a pesar de sabernos pecadores, el Padre nos sigue amando incondicionalmente.

Nosotros venimos a anunciar:...... Ahora los dejo con él. Es de origen alemán; les cuento que habiendo sido propuesto para seguir sus estudios en el Vaticano, por su conocimiento para que pudiera construir uno mayor, eligió venir a Uruguay. Su lugar, así lo entendió él, como el llamado de Cristo y su vocación no se encontraban en el Vaticano sino, en la MISIÓN. Misión de Evangelizar, trasladar toda su vivencia de Cristo y la alegría que vive por Él a todos aquellos que como sacerdote primero y luego párroco le pudieron tocar y sigue hoy donándola a todos los que por la gracia de Dios tenemos la posibilidad de vivir en nosotros, lo que fue en él la más profunda vivencia, a Cristo y el profundo y misericordioso amor del Padre que se nos entrega en el Hijo, en Jesús.

A toda aquella persona que le interese tener este vídeo para poder vivir ese amor y poder aprender a transmitirlo a otros les dejo el enlace de mi canal en YouTube para que lo puedan bajar libremente a sus computadoras o enviar a sus amigos y seres más queridos.

Esta es una serie de vídeos y escritos que espero obtener por la Gracia de Cristo y el Espíritu Santo me lo permitan de este sacerdote que infunde la verdadera "alegría de ser cristiano". 

También quiero decir que si bien además de ser párroco de mi iglesia, iglesia católica, es también mi padrino, un orgullo para mi, y una gran posibilidad que me abrió el Señor de conocerlo a profundidad, no tiene responsabilidad de todo cuanto yo expreso de mi sentir y de mi caminar hacia Cristo. 

Por eso está página le quita toda responsabilidad acerca del contenido que en este blog y en los demás hay. Pero verán en mucho como se me ha metido en la piel "el Primer Anuncio". y a través de él, la necesidad de comunicar mi propia experiencia de la vivencia cotidiana de Cristo vivo y presente entre nosotros.

 ¿que mejor momento que el tiempo de Adviento que está por concluir, que poder escuchar ahora el Primer Anuncio y convertirnos en verdaderos: apóstoles,sacerdotes y reyes que significa nada más y nada menos que asumiendo nuestro compromiso bautismal y luego crismático en el sacramento de la Confirmación, aprender a Anunciar el amor del Padre, la buena noticia, la gran noticia, la mejor noticia: Cristo ya nos ha salvado. Cristo está con su Amor y quiere que vivamos el amor del Padre, sin culpas. Siendo reyes para servir, y sacerdotes para enseñar a otros que puede encontrar ese profundo amor y vivirlo intensamente.

El padre Bernardo acaba de cumplir 40 años desde su ordenación puesta al Servicio de Dios y por eso al servicio de los hombres. Sufre como tú y yo enfermedades serias y otras no tan serias, y  lleva la alegría en su vida y así nos la trasmite. Esa alegría que es saberse amado intensamente por Dios.

Disfruta de este encuentro. Y deja si así lo deseas tu comentario. Será bien recibido y enriquecedor.

La administradora: Bettina Galo
y aprendiz de discípula de Cristo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Todos tus comentarios son bienvenidos, las opiniones más divergentes expuestas con respeto siempre pueden encontrar un común enriquecimiento.