GEO TOLBAR MIS VISITANTES DE HOY

6 ene. 2012

EPIFANÍA DEL SEÑOR

EPIFANÍA DEL SEÑOR

ADORACIÓN DE LOS REYES

pintura de LEONARDO DA VINCI

Hoy 6 de enero, en que celebramos "LA EPIFANÍA DEL SEÑOR", el momento en el que todos, los humildes y los poderosos con corazón abierto y confiados en la palabra de Dios, reconocemos en el hijo de María, al HIJO DE DIOS, Nuestro SEÑOR Y SALVADOR. 

En Jesús, nacido en el pesebre, en la más absoluta pobreza, en momentos de gran persecución, sin pretensiones ni preconceptos, a través del << SI DE MARÍA>> cómo respuesta nacida de al gran Amor del Padre que obró "maravillas en ella".

En dónde José asume la "custodia del Hijo de Dios encarnado y nacido de María" su esposa, mostrándonos su plena "CONFIANZA EN EL AMOR DE DIOS PADRE".

Queremos sumarnos a ese SÍ DE MARÍA, a ese reconocimiento de JESÚS, HIJO DE DIOS PADRE, encarnado en María y nacido para nuestra SALVACIÓN, al REDENTOR, AL REY SUPREMO DE LA VIDA, AL QUE NOS SACA DE TODA ESCLAVITUD interna y externa, AL DIOS AMOROSO E INFINITAMENTE MISERICORDIOSO, que quiso mostrarse tal y como ES. EL QUE SIEMPRE ESTÁ. EL QUE ES, EL YO SOY EL QUE SIEMPRE ESTÁ, nombres de nuestro verdadero DIOS.

Hoy queremos decir: SOY CRISTIANO. Creo en la fe de Cristo, Creo en el Dios de Cristo, Creo en el Amor del Padre de Cristo, Creo en El HIJO, EL VERBO encarnado y que existía antes de todos los tiempos, Creo en el DIOS que vino a la tierra para darnos LA SALVACIÓN Y LA VIDA PLENA y que tomando carne humana de María se llama JESÚS. 

Por todo eso hoy defiendo más que nunca LA VIDA. Comenzando por la que tiene la "IMAGEN Y SEMEJANZA DE DIOS", la humanidad.

Sin la defensa de esta Vida, nos hacemos responsables de dar muerte al Amor de Dios hecho hombre. Somos responsables de matar a DIOS en nuestras vidas. Somos responsables de incluirnos en el REINO DE LA MUERTE, por el que el Hijo hecho Hombre, Jesús dio su propia VIDA, para darnos VIDA TRASCENDENTE, VIDA PLENA. VIDA EN ABUNDANCIA.

Luego somos responsables de Administrar con AMOR DEL PADRE, Y DEL HIJO, la vida que nos fue confiada en todas las criaturas de la NATURALEZA Y de la CREACIÓN toda.

Hoy Señor Dios y Salvador Nuestro, Jesús, venimos a ADORARTE, pidiendo PERDÓN por todos nuestros PECADOS.

Hemos pecado contra Ti, pecando contra el Amor del Padre que nos has mostrado. Porque no somos actos de amor hacia todo ser humano y amamos mal, amando al Dios que nos hemos creado.

Hemos pecado contra Ti, pecando contra la Misericordia del Padre, cuando juzgamos y criticamos a otro ser humano e irrespetamos su vida y su integridad. Convirtiéndolo en esclavo de nuestros excesos y en condenarlo a vivir una vida indigna haciéndolo padecer hambre y sed.

Hemos pecado contra Ti, pecando contra la Vida que Dios Padre Nos da en Cristo, cuando damos muerte a toda criatura frágil e indefensa que entrega su Vida por nosotros y para sustentar la nuestra. Matando la vida del reino Animal y Vegetal que nos has ofrecido para amar.

Hemos pecado contra Ti, cuando pasamos indiferentes frente a todo sufrimiento, y damos vuelta la cara para no ver, llenándonos de pensamientos piadosos y sin verdadera fe.

Hemos pecado contra Ti, cuando nos creemos que con nuestros conocimientos y adquirida falsa sabiduría nos es suficiente para vivir.

Hemos pecado contra Ti, cuando no somos testigos y testimonios de tu salvación permanente en nuestras vidas, cuando callamos el amor que nos prodigas, cuando no llevamos tu AMOR MISERICORDIOSO a conocimiento de todos los que nos rodean.

Te pedimos perdón y rogamos a tu infinita Misericordia, que nos de la fe que nos falta, que la incremente hasta límites incalculables, que nos otorgue una fe madura que nos de el valor de seguir las huellas que nos has dejado, que nos de la fortaleza de verte en todos los momentos de nuestra vida (en los buenos y en aquellos en los que el sufrimiento nos embarga), que nos permita acercarnos a tu inmenso Amor por el Poder del ESPÍRITU SANTO. Que nos permita comprender que somos responsables de la vida que llevamos y causa de tanta muerte y sufrimiento. Que Tú no nos envías pruebas ni nos pides sacrificios de adoración. Que quieres de nosotros un corazón vivo que se llene de tu amor y se derrame en todo lo que vive y te pertenece por ser Tu el CREADOR.

A TI NUESTRO DIOS ADORAMOS Y REVERENCIAMOS. Y anhela nuestro corazón doblar la rodilla en sentimiento de reconocimiento y amor como los Reyes y los Pastores lo hicieron al nacer en tu Hijo Jesús.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Todos tus comentarios son bienvenidos, las opiniones más divergentes expuestas con respeto siempre pueden encontrar un común enriquecimiento.