GEO TOLBAR MIS VISITANTES DE HOY

29 ene. 2012

PENSAMIENTOS DE SAN VICENTE PALLOTTI 29 DE ENERO

Pensamientos de San Vicente Pallotti

29 de enero

"Pon tu confianza en Dios como un niño.
Procura celosamente convencer su voluntad.
Obedece puntualmente.
Espera ser escuchado pacientemente.
Sé incondicional, sin reservas, generoso."

Gritaría a los cielos con todas mis fuerzas: << Señor envía sobre mi a tu Santo Espíritu, que puedas morar en mi como lo hiciste en San Vicente Pallotti; que nunca me falte la confianza en ti, que siempre procure celosamente convencer tu voluntad; obedecerte puntualmente; esperar a ser escuchado con santa paciencia y ser incondicional a tu amor, sin reservas y generosamente entregarlo.>>

Sólo así, con su Santo Espíritu podría sostenerme en estos pensamientos que guardaba celosamente en su corazón San Vicente Pallotti. Mi fortaleza no es la misma, me superan mis emociones y mi fragilidad bien es conocida por mi Señor. Pero confío en Él. Como en nadie. Sé que siempre está junto a mi. Aunque no lo vea, no me de cuenta y hasta en algunos momentos aún cuando no dude de él, si dude de mi misma.

Me pregunto, cuan grande es su amor por mi, por todos, pero refiriéndome a mi, cuan grande es ese amor que perdona mis impaciencias, mis enojos, mis iras, mis emociones que me superan y aplastan llevándome por caminos erróneos.

Cómo no poner entonces mi confianza en Él. Más se que mucho me falta por recorrer para alcanzar todo lo demás.

Pero esa confianza en su amor infinito me hace creer que Él me ayudará hasta llevarme a ser lo mejor de mi misma, ser la persona íntegra y plena que pueda entregarlo porque lo lleva dentro de sí. Aún cuando sea en el último suspiro y antes de la última partida.

Gracias mi Señor y mi Dios por tu infinito amor, por el que tu santa paciencia espera por mi y siempre estás llamándome por mi nombre para que me vuelva hacia ti. Que siempre sea así.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Todos tus comentarios son bienvenidos, las opiniones más divergentes expuestas con respeto siempre pueden encontrar un común enriquecimiento.