GEO TOLBAR MIS VISITANTES DE HOY

4 feb. 2012

PENSAMIENTOS DE SAN VICENTE PALLOTTI 4 DE FEBRERO

Pensamientos de San Vicente Pallotti

4 de febrero

"Para hacer el bien,
procuraré tener en cuenta todas las ocasiones,
inclusive las más pequeñas."

Reflexión:

Siempre parto de mi misma, es la manera de poder observar a la vez que observarme. A veces creo hacer el bien porque doy algo a una persona. Sin embargo, ese algo que le doy al que me cruzo o llama a mi puerta, no lo observo bien. Me detengo a dar lo que me pide. Y hasta hablo con él o ella. Pero en realidad no me detengo a observar al otro en su conjunto. Tal vez el bien que yo estoy creyendo hacer, en realidad no lo es y estoy favoreciendo la imposibilidad de que Dios actúe en él. Apoyándolo hasta en su propia miseria y propugnando aún más la indignidad de su Ser Persona.

No hace mucho una gran amiga, me relató una historia acerca del libro que un escritor llamado Dr.Camilo Cruz, había escrito titulado "La Vaca de Camilo". En esta historia van peregrinando un discípulo y su maestro. En ese peregrinar llegan a una casa donde habitaba un matrimonio y sus hijos. Vivían en la más profunda miseria, desde la moral, la espiritual, la material, la psicológica. Todos vivían de lo que la única vaca que tenían les daba: leche,con el que además hacían manteca y queso. Pero vivían en la más absoluta pobreza. Antes de irse el Maestro "mató a la vaca". Ante este hecho el discípulo se sintió horrorizado y le recriminó que al hacerlo los había dejado sin el único alimento que tenían. El Maestro le respondió con el tiempo lo entenderás. Pasaron meses, tal vez algún año, yo no lo sé porque no he tenido la fortuna de leer todavía el libro, pero sé que un día regresaron. Y para sorpresa del discípulo, se encontraron con que habían mejorado la casa, habían plantado una huerta y no sólo comían de ella sino que además también podían vivir de lo que ella les generaba. Los niños iban a la escuela y la vida en general había mejorado sustancialmente. Entonces el discípulo dijo al Maestro: << Y cómo sucedió esto>>. El Maestro respondió:<< al matar la vaca, quité lo que era para ellos su horizonte, el único que podían ver. Ahora vieron un horizonte más amplio y pudieron saber que podían hacer mucho más.>>

Y sigue a lo largo del libro explicando que todos tenemos "vacas" que nos son impuestas unas y otras que traemos nosotros mismos. Que "estas vacas" son la dificultad de ver un horizonte más amplio. Sacándonos de encima: los no puedo, no soy capaz, no lo voy a lograr, soy un fracasado y por eso nada puedo hacer, etc." Y así comencé a ver primero en mi todas "las vacas" que yo tenía, las que me habían impuesto a lo largo de mis 53 años y las que en mi misma existían. Y así mirándome primero a mi, pude ver que en el otro, esta atrapado "en la vaca de no puedo hacer otra cosa que mendigar". Y me dije a mi misma, estoy favoreciendo su propia mendicidad y su propia autodestrucción como persona. Entonces preferí hablar con la persona y según el caso dar o no lo que pedía.

Así creo que las obras de bien que puedo hacer cada día no serán inútiles y sí servirán para que el otro ser pueda con la misericordia de Dios, aún no lo sepa él, comenzar a cambiar su vida por la de una Persona y salir de su propia autodestrucción. No queda ya en mis manos, parte también de la otra persona.

A veces hacer el bien es aprender a decir: NO. y bendecir aunque en silencio al otro ser.
A veces es decir: Sí, Y también bendecir al otro ser.

Y en ambos casos todo queda en manos de Dios y el otro ser.

Pero siempre procurando hacer el bien, es decir hacer lo que tenga que hacer a través del amor y poniendo a Dios en medio de cada acción. 

Si les interesa les dejo el enlace para que conozcan al Dr.Camilo Cruz:

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Todos tus comentarios son bienvenidos, las opiniones más divergentes expuestas con respeto siempre pueden encontrar un común enriquecimiento.