GEO TOLBAR MIS VISITANTES DE HOY

16 mar. 2012

PENSAMIENTOS DE SAN VICENTE PALLOTTI 11 DE MARZO

Pensamientos de San Vicente Pallotti

11 de marzo

"Cuando instruyo a los demás, debo hacer oración y procurar recabarme el fruto que deseo ver en los instruidos por mí."


REFLEXIÓN:

Al comenzar el día pienso en las palabras que Dios en el Antiguo Testamento siempre decía antes que cualquier otra cosa: << Escucha Israel...>>. 

El llamado de Dios a todos nosotros me hace reflexionar que antes de comenzar mi día necesito poder "escuchar a Dios".  Dios me pide, nos pide: <<Escucha hijo mío, escucha hija mía mi voz>>. 

Nada sencillo de hacer, en estos tiempos como en aquéllos.
¿Cómo escuchar su voz?
¿Cómo no confundirla con mi propia voz?

Al leer estas palabras de enseñanza de San Vicente Pallotti, que una y otra vez vuelve a repetir, comprendo, la imperiosa necesidad de "orar". Orar y Escuchar. Orar en un diálogo personal e íntimo con Dios. Orar, disponer mi tiempo para estar con Dios. Orar y hablar con Dios. Orar y elevar todo mi ser a estar con Dios. Orar y meditar en su Palabra. En su Palabra escrita en los Evangelios. Pedir al Espíritu Santo me guíe en descifrar al verdadero Jesús. Pedir al Espíritu Santo me conduzca a través de Su Palabra para poder conocer al Jesús verdadero. Al Dios encarnado en la historia. En nuestra historia. Entrar en el silencio. Poner mi corazón a disposición de su Palabra. Escuchar.....en silencio. Esperar su respuesta. 

San Vicente nos dice que para poder luego llevar esa palabra que instruye debo hacer oración y procurar llegar a obtener "el fruto" que se esconde tras ese silencio de estar con Dios, para poder estar en Dios y ser partícipe de su obrar como testigo de su Presencia permanente y de su amor infinito.

Hacerme un "espacio", detener el tiempo. Que ese tiempo que transcurre mientras tanto en el mundo cotidiano de mi vida, "sea tiempo de Dios", "sea tiempo para <<escucha Israel>>", sea mi tiempo con Dios. Llenarme de Él, de su Santo Espíritu. Poder iniciar cada día con Dios viviendo su presencia consciente en mi .
Y cómo yo no puedo transmitir LA FE, sólo puedo dar testimonio de ella, que es dar testimonio de la presencia viva de Dios en mi vida, entonces salir y comenzar mi día mostrando la transformación que Él obra en mi ser con mi estar en Él en ese llamado de Dios: <<Escucha Isarel>>.

Al que estoy siendo llamada para ser testigo de ese obrar en mi, siendo realidad en que puede obrar en cada uno de nosotros. 

Entonces me presento ante mi Dios, con todo lo que soy. Así como soy. Y Él entrará en mi vida, porque mi corazón está dispuesto.

1 comentario:

Todos tus comentarios son bienvenidos, las opiniones más divergentes expuestas con respeto siempre pueden encontrar un común enriquecimiento.