GEO TOLBAR MIS VISITANTES DE HOY

10 mar. 2012

PENSAMIENTOS DE SAN VICENTE PALLOTTI 7 DE MARZO

Pensamientos de San Vicente Pallotti

7 de marzo 

"La razón y la experiencia demuestran que, ordinariamente, el bien que se hace aisladamente es escaso, incierto y de poca duración; y que los esfuerzos de los individuos no pueden llegar a nada grande, tampoco en el orden moral y religioso, si no son reunidos y ordenados hacia un fin común."

REFLEXIÓN:

Me asalta aquí mi propia experiencia. Cuando unida a otro en pro de llevar y entregar a Cristo, me sentía con la fuerza, el impulso, la alegría que me sostenían frente a las dificultades y las horas de incertidumbre. Luego viví un tiempo, solitariamente, tratando de encontrar si quiera la fuerza dentro de mi para encender ese coraje y valentía de antes, y no pude. Hoy aún sabiendo que Cristo está conmigo, cuando no participo de la vivencia de este amor y de este hacer en el vínculo con mi comunidad, me siento a la deriva, y hasta llego a sentirme sin fuerzas ni rumbo. Mi propia experiencia es testimonio de las palabras de San Vicente Pallotti. Sólo unida a la vida en comunidad, encuentro que el Cristo que está junto a mi y me rodea con su amor se completa, mejor dicho, me completa, cuando estoy en Misa, cuando estoy en uno de los encuentros de aprendizaje para conocer más profundamente a Dios y cuando participo del hacer en la comunidad. Así, otra vez, mi vida encuentra su sentido. Mientras que en mi soledad y apartada, aún cuando quiero llegar a todos, incluso a través de esta página, y de éstas palabras, no consigo sentir la profundidad que sí, Cristo mismo, me da en la vivencia de la comunidad. Sólo espero, que ésta vivencia que hoy todos hacemos de a ratos, se convierta en vivencia permanente en todas las acciones de mi vida. Todos necesitamos de todos, y allí, Cristo reina en plenitud, y de lo que como seres humanos carecemos para llevar a buen puerto la barca que queramos entregar para que otros puedan cruzar, Cristo nos lo da. Y Él comienza y da culminación a cada obra. Entonces el fin logrado perdura. Así es. Es verdad. Soy testigo de esta realidad. He visto obras humanas sin Dios, sostenidas durante un tiempo, y con el tiempo desvirtuadas y luego desapareciendo en la nada de una oscuridad que lleva a la dispersión, desesperación y perdición de todo fundamento para el que fue inicio, más no tuvo final. Sin Dios y sin Dios en comunidad, he visto desaparecer obras con muy buenas intenciones. Y los hombres, todos nosotros necesitamos estar ordenados y reunidos en pro del beneficio de todos, siendo Cristo quién nos llama y el Espíritu Santo nos conduce. Necesitamos también conocer nuestros propios límites, para que su Obrar, pueda ser realidad tangible, dejar de lado nuestros protagonismos y nuestros deseos de vanagloria, para sentirnos seguros si unos nos destacamos por encima de otros. Es Él, Cristo el único que se puede destacar, y nosotros servir.
Todos desde su lugar y con su ser, en el mismo nivel, sin ser más unos que otros, y sin desear serlo. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Todos tus comentarios son bienvenidos, las opiniones más divergentes expuestas con respeto siempre pueden encontrar un común enriquecimiento.