GEO TOLBAR MIS VISITANTES DE HOY

10 mar. 2012

VENID HIJOS, OÍDME, Llamado de la Virgen María a sus hijos, parte 2

Venid, hijos, oídme.

parte 2 

continuación del llamado de la Virgen María Reina de los Apóstoles

..." Por consiguiente, oh hijos, si Dios os ha hecho poderosos sobre la tierra, usad de tal poder para la propagación de la fe y para conservarla y reavivarla entre los católicos.

¿Sois nobles? Sacad provecho de la nobleza para la propagación de la fe.

¿Sois doctos? Con la doctrina procurad, en cuanto podáis, dar a conocer al Padre, al Hijo y al Espíritu Santo, los misterios de la redención y la ley santísima del Evangelio.

¿Sois ricos en bienes terrenos? Empleadlos, en cuanto podáis, para multiplicar los medios oportunos pra la propagación de la fe; pues, entre todas las perfecciones divinas la más divina es el ser cooperadores de Dios en la salvación de las almas.

Así lo hizo advertir mi devoto Dionisio Areopagita. Pensad, oh hijos, que, en el momento de vuestra muerte, de nada os servirá el poder, la nobleza, la doctrina y cualquier otro bien terreno, si no les habéis sacado provecho según los fines de Dios. <<Desnudo salí del seno de mi madre, desnudo allá retornaré>>.
<<Porque nosotros no hemos traído nada al mundo y nada podemos llevarnos de él>>.

Ni un signo de vuestra potencia, ni un escudo de vuestra noble prosapia. Nada..., ¡Ni siquiera un centavo! ¡Nada! ¡Ni siquiera un trozo de papel!....¡Nada! ¡Nada en absoluto!

Las obras solas os acompañarán al tribunal de mi Hijo Jesús. Y cuando penséis que os quedan muchos años de vida para gozar de los bienes terrenos, poned atención, que puede acaeceros que se os diga: <<¡Necio! Esta misma noche te reclamarán el alma; las cosas que preparaste ¿para quién serán? (Lc.12,20)

Pensad, oh hijos, <<porque tendrá un juicio sin misericordia el que no tuvo misericordia>> (St 2,13).

Por consiguiente, si queréis obtener misericordia en el tribunal de mi divino Hijo Jesús, echad al instante una mirada de compasión a tantos millones de almas que viven o con la fe muerta, porque [la fe] no está uinida a las obras de la caridad o están privadas enteramente del preciosísimo tesoro de la fe, sin la cual no pueden conseguir la vida eterna.

¡Ah, hijos!, y ¿será posible que tengáis corazón para ver perdidas tantas almas para siempre? Decidíos, pues, para hacer cuanto podáis para multiplicar los medios oportunos para la propagación de la fe con la potencia y nobleza humana, con la doctrina, con las riquezas, con la perfección, con la artesanía, con el discurso, y sobre todo con el ayuno y con la oración humilde, confidente y perseverante. Y de cualquier modo haced cuanto podáis, ahora y siempre, para obtener la propagación de la fe en todo el mundo, a fin de que más prontamente haya un solo rebaño apacentado por un solo pastor.

Continuará....

Mensaje de la Virgen.  San Vicente Pallotti
Extraído de "Vicente Pallotti - Escritos Seleccionados- Editados por Bruno Bayer y Josef Zweifel" 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Todos tus comentarios son bienvenidos, las opiniones más divergentes expuestas con respeto siempre pueden encontrar un común enriquecimiento.