GEO TOLBAR MIS VISITANTES DE HOY

27 may. 2012

EL ESPÍRITU DE LA VERDAD ESTÁ YA ENTRE NOSOTROS

PENTECOSTÉS

El Espíritu de la Verdad ya está entre nosotros

Pintura de El Greco, Pentecostés

Evangelio Según San Juan, capítulo 15, versículos 26-27, capítulo 16, versículos 12-15
"Cuando venga el Paráclito que yo les enviaré desde el Padre, El Espíritu de la Verdad que proviene del Padre , él dará testimonio de mí. 

Y ustedes también dan testimonio, porque están conmigo desde el principio.
Todavía tengo muchas cosas que decirles, pero ustedes no las pueden comprender ahora.
Cuando venga el Espíritu de la Verdad, él los introducirá en toda la verdad, porque no hablará por sí mismo, sino que dirá lo que ha oído y les anunciará lo que irá sucediendo. 
Él me glorificará, porque recibirá de lo mío y se los anunciará a ustedes.
Todo lo que es del Padre es mío. Por eso les digo: << Recibirá de lo mío y se lo anunciará a ustedes.>>

Leyendo en Twitter una noticia que llena de horror y espanto: la muerte de muchos niños a manos de un régimen político y fundamentalista, tomando conciencia de los millones de seres humanos que hoy viven en la indignidad más absoluta, sin que comer ni beber, niños con sus vientres hinchados y sus columnas visibles que no sabemos la edad que tienen por el padecimiento que sufren; seres humanos apaleados, apedreados, presos de conciencia, miles de muertos en las calles de todo el mundo producto de la violencia, el robo, el arrebato, las rapiñas, los asaltos, los secuestros; miles de seres humanos mueren cada día fruto de la falta de respeto a la vida. Esto vivimos. A esto no hemos ido acostumbrando.

Muchos ya ni se inmutan y siguen sus vidas como si esto fuera normal.
Muchos ni siquiera se preguntan: ¿Qué sucede con nosotros, que esto ya no nos afecta? ¿Qué el dolor no nos conmociona? ¿Qué la denigración de los seres humanos capaces de tirar en una volqueta o en un basurero un bebé recién nacido no nos espanta? ¿Que en una cancha de fútbol se matan o mueren por un gol que se ha perdido, es normal y no nos llama a la reflexión? 

Otros no miran su entorno y ven como lo que es su sustento de vida, el medio ambiente se degrada por nuestras acciones y ya no preocupa.

¿Cuántos hay todavía, que ver en una plaza de Toro, corear la muerte de un animal salvajemente acosado, es una fiesta?

¿Cuántos hacen fábricas y en ellas dinero con la matanza absurda de miles de animales muertos de formas atroces y sangrientas?

¿Cuántos ante los que les es diferente señalan con el dedo, tiran la primera piedra, se sienten dueños de la verdad y con ella juzgan y reprimen?

Ante todas estas aberraciones que el hombre vive día a día, sin embargo, la Luz de Dios nos llega a raudales.

Hoy Pentecostés, anuncia que una vez más, entre nosotros el Espíritu de Cristo flamea y nos trae la posibilidad de abrazar "el cambio de vida".

Hoy Pentecostés, el Espíritu de la Verdad, es la diferencia entre lo que vivimos y lo que es posible vivir.

Hoy Pentecostés, el Espíritu de la Vida que Cristo nos dice: <<Estoy entre ustedes y mi Espíritu desciende sobre aquél que me reconoce y lo acepta, y también sobre aquél que es capaz de amar y sin darse cuenta ni aún reconociéndome es capaz de amar sin medida>>

Hoy Pentecostés, la Fiesta de la llegada del Paráclito prometido por Cristo, nos viene a traer la fuerza del Amor del Padre, el Coraje del Hijo, la posibilidad de construir una vida que amando respeta, que amando valora la vida, que amando trasciende las fronteras de las diferencias, que amando no necesita más lenguaje que el amor mismo, que amando posibilita una vida digna como digna es la vida de toda criatura creada por Dios.

En medio de un mundo en crisis de sus valores más trascendentes, podemos quedarnos como el dicho dice: con el vaso medio lleno o medio vacío.

Yo opto por ver el vaso medio lleno. Y capaz de ser llenado y desbordarse. Capaz de construir un mundo de amor, respeto, valor, dignidad, lleno de Dios.

Cómo dice el Evangelio de hoy: << Y ustedes también dan testimonio, porque están conmigo desde el principio>>. Los que teniendo la opción de aceptar el amor de Dios y vivirlo cada día en nuestras vidas, damos testimonio de ese amor profundo con el que Dios nos ama.

Somos testimonio de la infinitud de ese amor que concede a todos el mismo amor y en el mismo grado y sin quitarle nada.

Somos testimonio de la grandeza de ese amor capaz de mirarnos y a pesar de nuestras idas y venidas, nos llama y dice: << Mi Espíritu les envío>> Y cuando lo vivimos, sabemos de la fuerza de ese amor que nos impulsa a salir de nuestras oscuridades, de nuestros miedos, de nuestras miserias humanas y llenos de Él comenzar a dar los pasos que nos llevan hacia un mundo nuevo.

Pentecostés: El Espíritu de la verdad, que sopla donde quiere. El infinito amor infinito de Dios que San Vicente Pallotti repartió como uno de los mejores discípulos de Dios muy cercano en el tiempo a nosotros.

Hoy ese Espíritu nos renueva. Nos llena. Nos da las fuerzas que el amor siempre da. Nos da de sí gratuitamente el amor único capaz de no ser destruido, vencido, desleal. El amor que todo lo puede.

Hoy le digo a Dios, Señor mío y Dios mío, envía a tu Santo Espíritu sobre para que ese amor que derramas en mi por mi se derrame al mundo entero sin excepción.

Gloria a Ti Señor.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Todos tus comentarios son bienvenidos, las opiniones más divergentes expuestas con respeto siempre pueden encontrar un común enriquecimiento.