GEO TOLBAR MIS VISITANTES DE HOY

18 may. 2012

¿VIVIR O MORIR?

¿Vivir o morir?
Un Nuevo Pentecostés

Entre la vida y la muerte hay una línea muy delgada. Muchas veces, depende de nosotros. De nuestra sensibilidad y de nuestra actitud. Aquí vemos como un hombre buzo rescata a un delfín bebé y le alimenta con una mamadera. Este delfín no sobreviviría si esto no ocurre. Si la sensibilidad de alguien no se da en actos.

Nuestra vida depende de esa sensibilidad, depende del amor que experimentamos y entregamos. No a aquellos que son iguales o piensan como nosotros -respecto de los seres humanos- y de aquellos que son diferentes de nosotros -especie animal, especie vegetal, especie mineral, acuíferos, etc.-. ¿Cuánta responsabilidad tenemos como humanos?

Nos fue dado el regalo de ser "amados gratuitamente por Dios" y rescatados y salvados por el amor de "Cristo", somos los renuevos que se espera de nosotros?

Aquí vemos como el Espíritu Santo actúa allí donde no se espera.

Creo que el ser humano puede cambiar el rumbo que vive. Creo que el ser humano puede aprender a modificar la convivencia. Creo que el ser humano puede aprender a respetar a todo cuanto lo rodea. Porque creo en Dios, creo en Cristo que nos amo hasta la muerte para regalarnos la vida, y creo en el Espíritu Santo, de la verdad que siempre puede hacernos cambiar si lo permitimos.

Hoy más que nunca está en juego "nuestra humanidad", nuestro ser humano, nuestra dignidad. 
¿Dejaremos actuar al Espíritu Santo en nosotros y a través de nosotros? 
Que así sea.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Todos tus comentarios son bienvenidos, las opiniones más divergentes expuestas con respeto siempre pueden encontrar un común enriquecimiento.