GEO TOLBAR MIS VISITANTES DE HOY

16 jun. 2012

LA VIDA HUMANA y EL CONTROL DE LA NATALIDAD

Detalle del nacimiento de la Virgen María
Obra del pintor MURILLO

La vida humana, surge de un Si.
Si que se traduce en el tesoro más querido por Dios.
La vida humana permite ser co-creadores con Dios. Con ese Dios infinito Amor y ternura. Decir NO a la vida humana es decir NO a Dios. Es decir NO a la existencia. Decir NO es aniquilar el futuro de la humanidad.

Cuando decimos NO a una nueva vida, cuando decimos NO a la existencia de una vida, cuando decimos NO quitando una vida humana, decimos NO al futuro de la humanidad y de la creación entera.

Hoy año 2012, ha surgido un clamor en el mundo: "Hay que controlar la natalidad para que no perezcan los que están y los que puedan nacer"

No hay mayor absurdo que contraponer a la vida el mero bienestar pasajero. Cuando se ruge por el control de la natalidad, no se cree en Dios. Dios nos ha dado todo cuanto necesitamos. Y nos ha dicho que seríamos infinitos como infinitos son los granos de arena, como infinitas son las estrellas. 

Y nos ha dado un lugar, un mundo, un planeta donde vivir y compartir. 

La avaricia del hombre, la mezquindad de algunos hombres, la incredulidad llevan hoy a los que rugen por el control de la natalidad a la extinción de la especie humana. <<No hay lugar, ya no pueden seguir naciendo, ¿qué van a comer?,¿Dónde van a vivir?>> Cuando se habla por ejemplo de China y otros países.

Yo les respondo: ¿Desde cuando las fronteras y los nacionalismos que hemos creado los hombres atrapando trozos de tierra y adueñándonos de ellas son la excusa para matar o no dejar venir al mundo a un nuevo ser humano -imagen y semejanza de Dios-?

¿Quién le ha dicho al hombre que su mezquindad y su territorialidad es un bien válido y que debe perpetuarse?

¿Quién le ha dicho al hombre que su oscuridad y avaricia, su consumismo y arbitrariedad confundida en "ideologías y nacionalismos" son la realidad que los humanos debemos seguir?

Me preguntó y pregunto:¿ Las fronteras construidas con sangre, los idiomas que nos separan, las ideologías utópicas de preservar una supuesta y falsa identidad nos llevan a una mejor calidad de vida si decimos NO a la vida humana? 

Es hora de replantearnos los valores; es hora de quitar de nuestras entrañas la comodidad, la avaricia, el no mirar la vida más allá de nuestras pequeñas y pobres narices.

Vamos rumbo a un mundo ensangrentado, y esa sangre corre por nuestras manos y aunque como Pilato queramos lavarnos las manos y seguir adelante, el imperio de la Vida, el imperio de Dios es más fuerte y llama a nuestras conciencias a replantearse un mundo verdaderamente digno de llamarse "humano".

Que el si de Ana la madre de María que posibilitó el si de María al nacimiento de Cristo, nos de la confianza surgida de la fe en ese Dios que no es muerte, sino, vida. Que nos pide: cambiemos de rumbo, cambiemos nuestros corazones. Madre Teresa de Calcuta y otros tantos nos han demostrado que en el dolor más profundo se encuentra la piedra tallada que más irradia la luz de Cristo, en el que nada pide,sino sólo amor.

Si en lugar de querer mantener nuestros corazones cerrados y llenos de muerte, abrimos nuestro ser a un corazón convertido, la vida no es un mal, es una joya que jamás debemos despreciar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Todos tus comentarios son bienvenidos, las opiniones más divergentes expuestas con respeto siempre pueden encontrar un común enriquecimiento.