GEO TOLBAR MIS VISITANTES DE HOY

23 nov. 2012

CONGO, Una mirada al infierno

Esta necesidad imperiosa de escribir sobre lo que se está viviendo en el Congo surge de haber visto en un canal de aquí, de Uruguay, http://www.teledoce.com/noticia/32349_La-problem%C3%A1tica-situaci%C3%B3n-del-Congo, una verdad que no tenía presente. Agradezco al equipo de www.teledoce.com Código País el haberme traído a la realidad.

Esta confrontación me hizo investigar, buscar, tratar de informarme aún más. No con motivo de una especie de morbosidad, sino, de hacerme cargo de esa parte de la responsabilidad que tengo en ese terrible sufrimiento que viven día a día estos seres humanos a los que de una forma u otra les hemos quitado sus derechos. Así llegue al vídeo que dejaré también a continuación.

"Blood Coltán" es un impresionante reportaje-documental Aleman del canal TG4 sobre el conflicto del coltán en Africa (Congo). 

Ver este último me confrontó directamente. Entonces miré a mi alrededor y vi todo lo que tenía en mi uso que estaba manchado con la sangre de tantos inocentes. Pensé, volví a plantearme: ¿qué debo hacer?, ¿cuál debe ser mi respuesta frente a tanta atrocidad?, ¿tirarlo todo?, ¿hacer una campaña para que no compremos a todas estas empresas nada más? ¿qué hacer?

Sé que no puedo quedarme callada y seguir adelante luego de haber tomado contacto con este horror y su significado.

Sé que no puedo no hacer nada.

Entonces ¿qué?

Hacer conciencia. Tomar conciencia. Pero sentí: esto sólo no alcanza, no basta. Todo seguirá igual y nada cambiará en la vida de todas estas personas: hombres, mujeres, niños. Si sólo tomo conciencia y me quedo ahí, nada cambiará. Entonces: ¿qué?

Luego de seguir buscando y ver muchos vídeos de personas que han dedicado parte de su vida para denunciar la barbarie a la que están expuestos los congoleños sentí que había una posibilidad. Y esa posibilidad estaba dicha en el vídeo de 

Coltán: Comercio Sangriento ~ Sangre en Nuestra Tecnología O "Blood Colton"

 Así que decidí que desde ahora una de mis tareas en la vida sería aunar esfuerzos para abatir este flagelo de impunidad. Escribir y darlo a conocer. Sumar a otros para que se produzca un cambio, un verdadero cambio en la vida de todos estos seres humanos aportando mi pequeño granito de arena.

Muchos que lean esta nota dirán: no se puede hacer nada. En ese caso, los invito a volver a ver el vídeo de " Coltan: Comercio Sangriento. Solos tal vez no. Unidos seguramente sí. Y como gota que horada la piedra, uno y otro, sumados, multiplicados, haciendo circular éste vídeo y escribiendo a los responsables de Naciones Unidas, apoyando a los grupos u organizaciones que están intentando hacer posible que esta realidad cambie, sí hará la diferencia.

Por eso los invito a todos a sumar esfuerzos. Nuestra comodidad hoy está bañada de la sangre de miles de inocentes. Nuestra comodidad hoy está bañada de nuestra indiferencia, de nuestra falta de conocimiento. Y no tenemos "ese derecho". Podemos hacer que la población del Congo viva. Podemos hacer que la población del Congo exista. Podemos hacer que los intereses de estas grandes multinacionales que como buitres se lanzan sobre lo que no es suyo, sean obligados a dejar de hacerlo. Podemos entre todos, elevar nuestra voz y hacer la diferencia. Podemos juntos obligar a los gobiernos indiferentes integrantes de las Naciones Unidas a responsabilizar a éstas empresas para que no puedan sustraer, comprar, generar y sostener conflictos armados, promover revueltas y hacerse de cualquier tipo de mineral del suelo del Congo. Podemos unidos al menos intentarlo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Todos tus comentarios son bienvenidos, las opiniones más divergentes expuestas con respeto siempre pueden encontrar un común enriquecimiento.