GEO TOLBAR MIS VISITANTES DE HOY

6 ene. 2013

Epifanía del Señor, 6 de enero, 2013


Mi Señor y Nuestro Dios, Dios que has encarnado en María la virgen, Dios que te hiciste hombre para derramar todo tu amor sobre nosotros. Mi Señor y Nuestro Dios. Amor que amor eras desde el principio y amor fuiste a cada instante. Luz de Luz llegada a nuestras vidas para de la oscuridad sacarnos. Luz,Vida, Amor que nos baña en lo más profundo de nuestro ser para ser uno contigo.

Pocos fueron los que con esperanza guardaban aquel momento. Pero con infinita confianza, hacia el lugar desde donde la Luz brillaba partieron sin pensarlo, partieron a tu encuentro. Días y noches caminaron, días y noches sin descanso. Tu Luz era tan potente que ni la candela era necesaria. Sus corazones abiertos, desde lugares remotos, anduvieron hasta encontrarte.

Hoy, aún cuando en el mundo quieren cubrirte, esconderte, vaciarte es tu Amor Luz tan potente, tan generosa, tan amable que nada hay que pueda evitar que muchos ya no con esperanza, sino, con absoluta certeza hacia Ti miremos, hacia Ti vayamos.

Necesitamos de Ti, de ese amor tan generoso, para salir de este mundo de sombras, violencia, armas, oscuridad, banalidad, saña, orgullo, depravación y muerte. Necesitamos de Ti, nuestra falta de humildad Te necesita. Nuestra falta de amor Te necesita. Hacia Ti miramos Señor, Dios encarnado. Emmanuel, Dios entre nosotros. Jesús, el Salvador, Nuestro Mesías y Dios tan necesario.

Hoy cuando a nuestros niños no les regalamos Amor, a Ti, sino juguetes, ídolos de barro creados por mano de hombre, hoy más que ayer, más que tiempos de antaño, hoy Te necesitamos para aprender a darte a raudales como Tu quieres ser dado. Para que los que sabemos de Ti, los que Te conocemos y de Ti vivimos cubiertos por ese Amor pueda llegar a ser la Luz que guió aquél día en que te reconocieron como el Enviado, Emmanuel, Dios entre Nosotros, Nuestro Salvador, Jesús.

Pobre del que no crea, porque viéndote, riqueza no tiene.
Pobre del que no vea, porque sin Tu Luz, ceguera lleva.
Pobre del que no te sienta, porque sin Tu Amor, amor se pierde.

Más es tanto Tu Amor, que amor no dejas de regalar a manos llenas y Tu Vida nos vuelves a dar. Muchos otros en el silencio caminan seguros de Tu Amor y vida tuya entregan. Tantos más son los santos, hijos de Dios y tus hermanos en la tierra, que aquellos que quieren disfrazarte para que no te vean. Así de fuerte es Tu Amor; así de intensa es Tu Luz; así de generosa es Tu Vida que de la muerte nos rescata y hacia más vida nos llevas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Todos tus comentarios son bienvenidos, las opiniones más divergentes expuestas con respeto siempre pueden encontrar un común enriquecimiento.